BENDICIENDO NUESTRAS VIDAS…

images

Bendecir es reconocer el Amor en todo  y extender el amor a todo y a todos, en cualquier circunstancia.

Quien reconoce y asume que sus propios pensamientos y creencias son las que crearon  graves problemas o enfermedades, es capáz de crear su Salud, Dicha, Abundancia, Prosperidad  y Armonía… Entonces estará en Equilibrio perfecto de la vida.  No es difícil alcanzar este equilibrio, lo difícil es mantenerlo… y te diría que de cierto modo es sano pasar  varias veces por altas y bajas, pues estas experiencias nos brindan el impulso necesario o coraje de superarnos a nosotros mismos… esto nos deja crecimiento asimilación;  nos superamos para después generamos nuevos aprendizajes más acordes a nuestra nueva conciencia.

Cuando podemos ir reconociendo poco a poco que las experiencias desagradables no son más que el efecto de creencias establecidas en esa confusión, pero que sin importar las circunstancias siempre tenemos la opción de elegir el amor.

Si vemos a alguien como enemigo, no estamos siendo amorosos. Recordemos que las palabras tienen vibración y son muy importantes. Si bien hay personas con las que no siempre nos es fácil relacionarnos, o bien han sido los que “han ocasionado una situación desagradable”. Debemos detenernos y reconocer, si hay alguien en mi vida para bien o para mal, es porque de alguna manera yo llame a esa persona. Algo viene a mostrarme. Este reconocimiento no condona actos desalineados. Recordemos que vivimos en un universo de causa y efecto y ellos tienen algo que aprender de las consecuencias de actuar de forma desalineada.

La idea es empezar a quitar el juicio y el enojo de las palabras que usamos, y con ello ir tomando responsabilidad de su presencia en nuestras vidas y desde que punto nosotros hemos creado o sostenido la situación. En eso consiste la Bendición y el Perdón.

Bendecirlo no significaría desearle lo mejor aunque yo sepa que “esa persona es mala” Eso es totalmente egotico. Bendecirlo es reconocer en esa persona el ser de luz que verdaderamente es, ¡A pesar de las apariencias! Una bendición es reconocer, lo que hiciste no me gusta, pero sé que desde la confusión nos encontramos y los dos creamos esto. Agradece la enseñanza, tomala para evolucionar y te liberate.

Intenta recordad que eres luz, piensa en esa persona que te “causó tal daño” y repite:  ¡Te honro y te Bendigo! Algunas veces para llegar a esto con alguien determinado necesitamos un proceso largo, otros puede ser instantáneo. Se amoroso y paciente contigo mismo. Confiando que reconocer la luz en otros es consecuencia de reconocer la luz en ti.

Esto es lo mismo con las situaciones complicadas por las que atravesamos. Bendecirlas es reconocer que por mas negro que se vea el panorama siempre hay una enseñanza de fondo. Ser compasivo con nosotros y reconocer que hay ocasiones en las que creamos desde el amor, y otras desde las erróneas creencias llenas de confusión. Pero siempre hacemos lo mejor que podemos, solo somos amor y estamos evolucionando.

Poder bendecir equivale a ver más allá de lo evidente. Es hacer a un lado los velos y reconocer genuinamente que aunque el mal existe, no es real. SOLO EL AMOR ES REAL.

Y el poder tener esta visión amorosa y verdadera es en realidad una gran bendición. La necesidad de sanación es una ilusión ya que somos perfectos. La verdadera sanación consiste en este pequeño cambio de percepción. Eres luz eres amor.  ¡Te bendigo y te honro con infinito amor!

Con amor, Lili Gesar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s